Dolor de artritis menor y en las articulaciones

Alivio por medio del movimiento

Relief through Movement

El dolor, especialmente por la noche, a veces te hace pensar que vas a tener que cambiar tu estilo de vida debido a la artritis. Pero tal vez no tengas que hacerlo. Si puedes hacer ejercicio para estar en forma, podrías tener algunos tipos de artritis bajo control, en particular el tipo más común, la osteoartritis, un trastorno de desgaste.


Tenemos algunos consejos sobre cómo empezar:

  • Minimiza el estrés físico.
    Escoge actividades de bajo impacto, como caminar y bailar, en particular cuando comienzas tu programa de ejercicios. No debes hacer solo una cosa. Puedes aburrirte y parar. Alterna entre varias maneras de mantenerte activo.
  • Haz calentamiento y relajamiento.
    Cuando haces ejercicio, siempre debes hacer calentamiento antes de empezar con cierto rango de movimiento o actividad aeróbica ligera. Esto puede ayudar a relajar tus músculos y hará que tu corazón y tu respiración estén listos para hacer un trabajo más duro. Igualmente, después de hacer ejercicio, un periodo de relajación minimizará las molestias y los dolores de una buena sesión de ejercicios.
  • Hacer ejercicio aeróbico.
    Un ejercicio aeróbico más largo, a buen ritmo no solo es más seguro sino más efectivo que pequeñas ráfagas de ejercicio extenuante.
  • Haz ejercicio con un amigo o familiar.
    Les ayudará a los dos si realmente se comprometen a hacer ejercicio. Si no puedes tener una conversación, sabes que estás respirando demasiado fuerte y debes hacerlo con más calma.
  • No te rindas.
    Ponte metas realistas, especialmente si nunca has hecho ejercicio. Recuerda, no estás solo. Cerca de uno de cada siete estadounidenses sufre de algún tipo de artritis.


No te olvides de consultar a un profesional de la salud antes de comenzar un régimen de ejercicio.