Dolor de artritis menor y en las articulaciones

¿Qué es la artritis?

¿Qué es la artritis?

Artritis, lo cual significa "inflamación de las articulaciones", es en realidad un síntoma que tiene varias causas. El tipo más común de artritis es la osteoartritis. La osteoartritis es causada por cambios estructurales en algunas articulaciones específicas; mientras que la artritis reumatoide, el siguiente tipo más común es una enfermedad sistémica que afecta todo el cuerpo. En la osteoartritis, el cartílago (la sustancia elástica que amortigua las articulaciones entre los huesos) se empieza a desgastar y deja el área de las articulaciones sin protección. Esto puede conducir al engrosamiento del hueso y a una acumulación de lo que se llama espolones.


¿Cuándo ataca la artritis?

La artritis le puede ocurrir a personas de todas las edades.
El desgaste del cartílago puede suceder por varias razones, incluyendo lesiones, herencia o enfermedad. La osteoartritis, el tipo más común, se vuelve prevaleciente con la edad, sin embargo las personas de todas las edades pueden ser afectados por diferentes tipos de artritis.


¿Cómo sabes si tienes artritis?

En algunas personas, el desgaste inicial del cartílago no genera dolor, mientras que en otros, causa una molestia profunda y un dolor o rigidez que es claramente notorio cuando se mueven. Sensibilidad después de un período largo de inmovilidad, como a primera hora en la mañana o después de estar sentado durante una película larga, también pueden ser un síntoma de artritis.


¿Cuáles son los signos y síntomas?
  • Incapacidad de mover una articulación de forma normal
  • Dolor o sensibilidad recurrente en cualquier articulación
  • Inflamación en una o más de las articulaciones
  • Enrojecimiento o calor en una articulación

Si crees que reconoces o has sentido cualquiera de estos signos, deberías consultar a un médico lo más pronto posible. El diagnóstico temprano y el tratamiento puede ayudar a restringir el daño y a controlar los síntomas.


¿Qué puedo hacer acerca del dolor?

No existe una cura, pero una combinación de ejercicios, cambios leves al estilo de vida, dieta adecuada y medicamentos pueden llegar a manejar el dolor y los síntomas de la artritis.

El ejercicio puede fortalecer los músculos que rodean la articulación afectada y por lo tanto ayudan a apoyar y a estabilizar el área. El ejercicio también promueve la flexibilidad y ayuda a prevenir la rigidez. Tanto la terapia física como el ejercicio y la actividad física pueden ayudar, pero como en cualquier programa, es algo que debes discutir primero con tu médico. Cambios en el estilo de vida como no estar todo el tiempo de pie durante el día o recoger objetos con ambas manos en vez de una puede ser fácil de adaptar y puede proporcionar bastante alivio a las articulaciones artríticas. Una dieta adecuada puede significar quitarle un peso innecesario a tus articulaciones. También puede contribuir a tu salud general y a tu estado mental. Los medicamentos, como un medicamento sin receta como Advil®, pueden servir para aliviar de forma temporal los dolores leves relacionados con la artritis. Las compresas de hielo o de calor como ThermaCare® también pueden brindar algo de alivio. Tu médico te puede recetar un medicamento con receta para el dolor crónico y agudo.


¿Cuándo debo ver a un médico?

Si sospechas que tienes artritis, vea a un médico de inmediato. Un médico general, médico de familia o internista puede diagnosticar la afección y ayudar a tratar los síntomas. Si su caso es grave, su médico lo puede remitir a un reumatólogo.


¿Algún otro consejo?

Conoce tu cuerpo y sus límites y no te excedas. Encuentra formas creativas de adaptar tu hogar o ambiente de trabajo como:

  • Levántate de la silla empujándote con las dos manos
  • Levántate de la silla cada media hora durante la novela o si estás conversando con tus vecinos
  • Utiliza un lápiz para marcar el teléfono en vez de tu dedo
  • Esparce el peso de cualquier objeto que estás levantando o empujando usando varias articulaciones
  • Pídele apoyo a tus seres queridos para mantener una actitud positiva

La artritis no quiere decir que tienes que dejar de hacer las cosas que valen la pena; solo quiere decir que puedes encontrar diferentes formas de hacerlas.