Dolor de cabeza

Controlar detonantes físicos

El hambre, la mala postura, la fatiga visual y la falta de sueño pueden ser detonantes de dolor de cabeza por tensión.


Mejorando la postura
  • No andes encorvado. Esto obliga al cuerpo a estar desalineado y causa que la cabeza y los músculos del cuello se contraigan.
    Corrige tu postura al sentarte derecho con los pies planos sobre el piso. Mantén tus hombros hacia atrás y la cabeza recta. Tu cabeza cuenta por cerca del 10% del peso de tu cuerpo; si la mantienes recta o hacia abajo, los músculos del cuello y la parte superior de la espalda trabajan más y se tensionan más.
  • No te sientes por mucho tiempo en una sola posición. Estira tus brazos arriba de tu cabeza; luego, mientras mantienes los dos brazos arriba, alterna cada brazo, levantándolos hacia el techo como si fueras a subir una escalera. Gira los hombros de una forma circular, hacia adelante y luego hacia atrás. Luego, con la cabeza recta y hacia adelante con los hombros atrás y abajo, baja tu cabeza (no la gires) despacio hacia la derecha lo más que puedas; luego repite a la izquierda. Finalmente, gira la cabeza despacio haciendo un círculo - primero en la dirección de las manecillas del reloj cinco veces y luego en el sentido contrario cinco veces.
  • No duermas en una posición torcida. Esto puede tensionar los músculos de la cabeza y causar que estos se contraigan. Trata de dormir en una de las siguientes posiciones. La primera es sobre tu espalda, con una almohada de soporte para la curva del cuello; tu cabeza debe estar apoyada para que no quede más alta que el cuello. La segunda posición es la posición fetal: de lado, con tus rodillas dobladas, con una almohada pequeña entre estas para que tus caderas queden rectas. El lado de tu cuello y la cabeza deben estar apoyados por una almohada, no por tu hombro. La idea es mantener la cabeza, el cuello y la columna alineados.


Evita la Fatiga Visual
  • Lee con suficiente luz. Sin embargo, si trabajas con una computadora, el brillo de las luces elevadas pueden contribuir a la fatiga visual. Pon tu computadora en un ángulo lejos de la luz y usa una pantalla contra brillo. Descansa por periodos cortos para evitar la fatiga visual.