Dolor de cabeza

Identificar detonantes ambientales

Las alergias o la sensibilidad a sustancias en nuestro medio ambiente pueden causar que los músculos se contraigan o dolores de cabeza vasculares.

Alérgenos y sensibilizadores que abarcan toda la gama desde la nicotina en el tabaco hasta los alimentos de todos los días y los aditivos en las comidas. Algunos alimentos comunes que han sido relacionados con los dolores de cabeza incluyen queso (excepto el queso cottage), el chocolate, los cítricos, las cebollas, las berenjenas, el laurel, el chile y la canela, y comidas fritas que son grasosas, adobadas o procesadas.

Los agentes colorantes o que realzan el sabor que se encuentran en el salami, los perros calientes, el tocino, el jamón, los productos lácteos, la cerveza y el vino pueden provocar tensión o dolores de cabeza vasculares. El glutamato monosódico (MSG) puede provocar dolores de cabeza.

La cafeína en el café, el té, las bebidas con burbujas y el chocolate pueden causar dolor de cabeza si las consumes en cantidades excesivas o si dejas de tomarlas de repente. El alcohol en el vino, la champaña, la cerveza y el licor fuerte también pueden causar dolores de cabeza.


Qué puedes hacer

Supervisa tu dieta atentamente para que encuentres las comidas exactas que te pueden causar dolores de cabeza. Incluso si una reacción no aparece durante horas o días, es posible reconocer patrones en la incidencia de los dolores de cabeza. Si crees que ciertas comidas te causan dolor de cabeza, elimínalas y supervisa tus dolores de cabeza.